Partiendo de esta definición, entendemos el plurilingüismo como un medio para facilitar la comunicación y el entendimiento entre diferentes culturas. Permite construir puentes y fomenta el acercamiento entre pueblos y personas a través del conocimiento de múltiples lenguas y culturas, facilitando así la creación de espacios de convivencia dónde la diversidad es un valor positivo y de desarrollo.

En Europa, donde conviven Países, culturas e idiomas diversos es un elemento particularmente importante y significativo para la construcción y el desarrollo de un posible futuro común. Un futuro en el cual cada persona vea reconocida y valorizada una de los mayores componentes de su identidad: su lengua materna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.